Situaciones emocionales

Correr no siempre nos sirve para dejar atrás las preocupaciones

Correr no siempre nos sirve para dejar atrás las preocupaciones

El carácter del corredor y las situaciones de vida tienen gran influencia cuando el deportista decide desarrollar su rutina de entrenamientos. Si bien muchos afirman que al correr se eliminan situaciones de preocupación o estrés originadas en otras situaciones de vida social, como el trabajo, no siempre la actividad en sí misma elimina las situaciones emocionales que afectan negativamente al deportista. El trabajo de la actitud frente al ejercicio tiene una gran incidencia en el desarrollo del mismo.

Correr y disfrutar

Es importante que al desarrollar la actividad de correr el organismo en su integridad, se encuentre motivado y predispuesto. Es natural en la interacción social de toda persona, que algunos días se sienta más motivación que otros; y que en algunos en particular no se sientan deseos de entrenar. Son numerosas las causas por las cuales una persona no puede estar motivada para desarrollar el entrenamiento, el aburrimiento, la repetición de la rutina y el agotamiento físico son algunas de ellas.

Sin embargo, es necesario que el deportista sea responsable con el cuidado de su organismo. Los días en que emocionalmente no tiene predisposición para movilizar su físico es mejor suspender la rutina o realizar movimientos alternativos. Correr debe significar aportar bienestar general al organismo, tanto física como mentalmente, no debe ser una obligación y no se debe forzar el cuerpo a realizar actividades sufriendo cansancio físico, o encontrándose sin motivación anímica.

Estado de ánimo

El estado anímico de un individuo tiene muchas observaciones y particularidades. Algunos corredores afirman que al correr olvidan sus preocupaciones y situaciones de estrés y se desempeñan de forma óptima. Otros deportistas consideran que al no estar concentrados en la actividad exponen al organismo a vivir situaciones de estrés y posibilidades de lesión. En todos los casos el auto conocimiento juega un papel muy importante. El deportista es quien debe tomar la mejor decisión para el desempeño físico y emocional en la carrera.

Conocerse en los entrenamientos es una manera de preparar el organismo para la exigencia de la competencia. Correr es una actividad que aporta beneficios a la salud; las situaciones emocionales deben acompañar el entrenamiento y no limitarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *