Las lumbares, fundamentales para la postura

Screenshot de www.passion4profession.net

Screenshot de www.passion4profession.net

La zona lumbar suele ser una zona que muchas personas se olvidan de trabajar. La gente se suele centrar en músculos que se van a marcar como los pectorales o abdominales y dejan de lado zonas que no llaman tanto la atención, pero que son fundamentales para mantener el equilibrio en nuestro cuerpo.

Por eso, incidiremos en el trabajo lumbar, un trabajo fundamental para corregir una mala postura y evitar los temidos dolores de espalda.

Con pelota

Este ejercicio es uno de los más famosos. Nos situamos encima de una stability ball (esa pelota grande que hay en todos los gimnasios) y apoyamos los cuádriceps y el abdomen sobre ella.

Una vez ahí, ponemos las manos en la nuca y situamos el cuerpo ligeramente inclinado hacia delante. Cuando estemos posicionados, tiramos hacia atrás el tronco hasta ponerlo en línea recta. Ya en esta posición, nos dejamos caer hacia delante y repetimos la acción varias veces.

Sin pelota

Pero este ejercicio no es el único que existe para potenciar la zona lumbar. No hace falta disponer de la stability ball para trabajar las lumbares. Solo nos hace falta una superficie recta para hacerlo.

Nos tumbamos en el suelo boca abajo. El ejercicio que vamos a realizar es el mismo que con la pelota pero apoyados en el suelo.

Haremos fuerza con los glúteos y las lumbares para inclinar el tronco hacia atrás hasta llegar a una inclinación de 45º. Una vez ahí, bajamos lentamente sin llegar a tocar el suelo. Repetimos el ejercicio varias veces.

Existe una variación de este ejercicio de suelo. En vez de levantar el tronco, levantamos hasta la misma altura los pies y manos. Levantaremos primero brazo izquierdo y pie derecho y luego haremos el mismo ejercicio con los otros dos.

Estos son solo algunos ejercicios para trabajar esta zona. Haremos una serie de las lumbares por cada dos o tres de abdominales. No debemos sobrecargar mucho la zona.

Las lumbares son esenciales para mantener un equilibrio en el organismo. También nos ayudan a lucir un viente plano. Así que, ya sabéis, no dejéis de trabajar esta zona. Es esencial en todo buen entrenamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *