La periostitis tibial

Los corredores de superficies duras, son más propensos a sufrir lesiones en sus miembros inferiores que los deportistas de superficies blandas. Las razones responden al constante rebote del cuerpo y las articulaciones en el piso. La rodilla, tibia, y peronés, son partes con frecuencia muy afectadas en la práctica deportiva. Si bien los deportistas en la mayoría de los casos no dejan de entrenar hasta que sienten dolor en la articulación. Los entrenadores, tienen gran responsabilidad en el asesoramiento de deportistas, explicando en detalles las posibilidades de lesión y transmitiendo conocimientos respecto de los síntomas que se pueden llegar a sentir y lo beneficioso de tratarlos oportunamente.

Tibia

Una de las lesiones que aparecen frecuentemente en los miembros inferiores es la periostitis tibial. Según gran cantidad de especialistas, esta lesión seria muy fácil de curar si el deportista escuchara los signos de su cuerpo y se esmerara en cuidar los detalles que muchas veces considera menores. En la mayoría de los casos, cuando el deportista siente la molestia, toma un desinflamatorio y continua con su rutina de entrenamiento. Esta situación provoca que la lesión avance y se complique, logrando que la recuperación sea mucho más lenta. Esta lesión se caracteriza por comenzar con un dolor leve, soportable cuando entrenamos, en la parte inferior de la tibia. Sin embargo con el correr del tiempo, la molestia se vuelve mas frecuente, de modo que al deportista le cuesta entrar en calor y avanza hasta el punto de impedir un desplazamiento normal.

Las causas

Una de las causas más comunes que ocasiona la aparición de esta lesión, es la producida cuando el grupo muscular gemelo-sóleo y el tibial anterior trabajan de una manera depareja. Esto es muy común observar en las falencias de pisadas y en el exceso de entrenamiento. El sobreentrenamiento es una de las causas más comunes que pueden disparar una lesión en la tibia. Además es de gran importancia observar que otra de las causas es con frecuencia, la poca elongación de músculos que el deportista incluye en sus rutinas.

La recuperación

Si bien para recuperarse existen tratamientos con anti-inflamatorios, hielo y ejercicios de fisioterapia, siempre el más recomendable es interrumpir el entrenamiento y descansar hasta que el dolor desaparezca. El descanso es parte del entrenamiento del deportista; omitirlo puede traer importantes contratiempos.

2 Comments

  • arturo valtierra dice:

    hola soy corredor de 100 y 200 m planos

    tengo 2 meses aproximadamente entrenando desde hace 1 mes q tengo periostitis, despues de unas competecias se intensifico el dolor, descanse durante 2 semanas practicamente y estube en rehabilitacion con compresas calientes y tens (estimulador muscular mediante corriente electrica), al parecer habia desaparecido el dolor, y esta semana y la q paso volvi a trotar en pasto y regrese a mis entrenamientos de tecnica evitando el golpeteo, pero despue de un tiempo hace 3 dias regreso el dolor, y siento q lo q hice para combatir esta lecion se tiro a la basura, la recomendacion de un entrenador es que siga entrenando hasta q desaparesca ya q el reposo no me sirvio, con periodos de descanso un poco mas largos como de 3 dias, y el dia de entrenamiento soportarlo mas que pueda, seria recomendable,hacer un ejercicio en particular,, estiramiento diferente? ingerir algun alimento en especial, la verdad ya estoy muy desesperado, porq ya habia corrido antes, y ahora q ya lo hago mas en reglamentado se presenta esta desventaja, y otra pregunta que podria hacer para competir el 15 de enero? vendarme? usar un analgesico ?

    espero su respuesta porfavor.

  • tidus dice:

    descansa al menos 3 meses to llevo 2 meses y todavia no me he curado para nada si no descansas podras hacer la carrera igual pero te va a empeorar tarde o temprano tienes que descansar si no lo haces te vas a hacer una lesion severa que tomara unos 5 meses con hielo ,ultrasonidos,laseres…
    Descansa,Descansa,Descansa,Descansa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *