Fruta y entrenamiento: ¿buenos compañeros de viaje?

La mandarina, ideal para después de entrenar

La mandarina, ideal para después de entrenar

Cualquier tipo de fruta se convierte en aliado, podríamos incluso compararlo con la gasolina de los coches, que es la que los hace funcionar, en este caso lo que se logra es poner en marcha el organismo.

Las frutas contienen azúcares que nos aportan una gran dosis de energía antes del entrenamiento y también nos ayudan a recuperar el organismo tras el esfuerzo.

Frutas antes y después del entrenamiento

Sin embargo, no todas las frutas cuentan con el mismo índice glucémico (I.G.), lo que quiere decir, el tiempo que tarda en convertise en glucosa y aparecer en la sangre para ser metabolizada. Las frutas ideales para consumir antes de comenzar el entrenamiento son las de bajo IG y las que tienen mayor IG es mejor tomarla después de entrenar, ya que son azúcares que se metabolizan mucho más rápido, lo que favorece la hidratación y la recuperación de los músculos.

Las frutas con un índice glucémico más bajo son las frutas rojas como las fresas, las moras, los arándanos, las cerezas… que además de tener índices glucémicos bajos nos aportan altas cantidades de antioxidantes. Las uvas y el pomelo también pueden consumirse antes de hacer deporte.

Para después del ejercicio las frutas ideales son el plátano, una de las que más glucosa contiene, las pasas y los dátiles. La naranja y el mango nos ayudarán también a reponer la glucosa, como el melón dulce y la sandía, que además nos ayudarán a reponer sales minerales gracias a su alto contenido en agua.

El cultivo ecológico de fruta

¿Pero existe algún tipo de fruta que resulte más beneficiosa que otra? Así es, la fruta que mejor puede ayudarnos en nuestros entrenamientos es sin duda la fruta ecológica, ya que durante el cultivo, recolección y conservación, no sufre ningún proceso que pueda dejar por el camino las propiedades más beneficiosas de esta, como las vitaminas o incluso su sabor. Empresas como Fruiting, de la que hablamos hace poco, se han encargado de este tipo de cultivo, que además es tremendamente respetuoso con el medio ambiente, lo que no solo mejora nuestra salud de forma directa, sino indirecta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *