Entrenar para maratón II

null

Luego de haber realizado las tres primeras semanas de entrenamiento, el corredor de fondo debe enfrentar la intensidad del entrenamiento de las siguientes tres semanas. En un programa de once semanas, es muy importante observar además de los signos que manifiesta nuestro organismo, la hidratación y la buena alimentación. De esa manera se obtendrá una buena respuesta del físico, que esta preparándose para competir en una de las pruebas mas duras que existen.

Semana cuatro

Al comenzar la cuarta semana de entrenamiento, se realizara una rutina que se repetirá durante las tres semanas siguientes. El día lunes, comenzar con veinticinco minutos de trote liviano. Después realizar diez minutos, intentado conseguir un ritmo superior al de la carrera. Y progresivamente descansando entre pasadas, realizar seis minutos a igual ritmos, después cuatro y después dos, realizando siempre un trabajo continuo y progresivo, descansando dos minutos entre pasadas y finalizar con quince minutos de trote liviano. El martes comenzar nuevamente con trote de veinticinco minutos, y después intentar mantener en dos mil metros un ritmo mas rápido que el que llevaríamos en carrera, después de esto realizar una recuperación de dos o tres minutos y realizar al mismo ritmo una corrida de mil metros. Después de recuperarse durante cuatro minutos, volver a repetir el trabajo y finalizar con quince minutos de trote.

No decaer

El día miércoles realizar trote de diecisiete kilómetros. El jueves retomar con veinticinco minutos de trote, realizar pasadas de ritmo, cinco de cien metros y diez de seiscientos metros con recuperación entre pasadas, finalizando con diez minutos de trote. El viernes realizar fondo de unos veintidós kilómetros. Los sábados continuar con el programa de los sábados anteriores, realizando cuestas y cambios de ritmos. El domingo realizar veintiséis kilómetros de fondo.

Es de gran importancia entrenar nuestra mente en este punto del entrenamiento, ya que muchas veces nos sentiremos cansados o sin energías y nuestros pensamientos deben estar preparados para la carrera. Desde luego que la observación de la dieta es de suma importancia para lograr los objetivos a cumplir. Observar los signos y respuestas de nuestro organismo, nos permitirá conocernos y tomar medidas ante eventualidades que pueden presentarse en la carrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *