Correr en la ciudad

Correr en ciudad requiere una indumentaria determinada

Correr en ciudad requiere una indumentaria determinada

Si bien los espacios abiertos para entrenar en las grandes ciudades no son numerosos, el deportista debe crear el espacio adecuado para poder desarrollar la rutina de entrenamientos. Correr en avenidas o en vías destinadas a la actividad, implica en la mayoría de los casos que el corredor desarrolle su rutina diaria en superficies duras, presentando un desgaste de rebote que muchas veces se manifiesta en lesiones de los miembros inferiores.

Calzado

Ante la constante situación de desplazamiento sobre superficies duras, el atleta debe tomar ciertos recaudos en el desarrollo de su carrera. Realizar una correcta elección del calzado es fundamental para minimizar los riesgos de lesión. Normalmente las competencias de maratón se realizan sobre superficies duras. El calzado se constituye como une excelente aliado ante estas situaciones donde el cuerpo recibe un efecto constante del rebote muscular sobre el cemento. La posición de los pies y el desgaste que sufren los tobillos, necesitan que el deportista realice una observación constante de lo que sucede en todo su organismo.

Recuperación

Después de realizar las jornadas de entrenamiento es necesario que el deportista realice una buena recuperación física, para que su organismo y la estructura muscular no sufra lesiones por sobre entrenamiento. Durante la rutina de correr, el deportista debe prestar atención a los signos que se presentan en el transcurso de la carrera, el dolor en los talones o en la planta de los pies, es una señal clara de que la pisada no es óptima.

Cuando el corredor siente dolor en los pies durante el entrenamiento debe considerar estudiar un cambio de calzado, analizar su pisada y si es necesario utilizar plantillas especiales en la zapatilla. El calzado es el principal aliado del deportista durante la carrera. Sin embargo muchas veces por no observar los signos del cuerpo se utilizan calzados equivocados o que no contribuyen al máximo rendimiento del corredor, en entrenamientos y en competencias. Intentar alternar las superficies donde se entrena es una buena posibilidad de mejorar el rendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *