Correr en el parque

El parque puede ser una buena opción

El parque puede ser una buena opción

Como es bien conocido por todos los corredores urbanos, encontrar un lugar para entrenar en las grandes ciudades no es una tarea sencilla. Los corredores que diariamente pretenden desarrollar una actividad constante con el fin de entrenarse para una competencia deben encontrar un lugar, que comprenda ciertas características de distancias y terreno. El tipo de terreno donde se plantea el entrenamiento tendrá consecuencias directas en el rendimiento del deportista, los terrenos blandos y duros, tienen características muy diferentes. El atleta deberá comprender estas cualidades para cuidar su físico de posibles lesiones y para prepararse para la competencia.

Correr

Al buscar un lugar para entrenar en la ciudad, los parques parecen muchas veces los lugares preferidos del deportista. El corredor sin embargo deberá utilizar diferentes métodos para controlar la velocidad y distancias de rendimiento. Mucho parques poseen vías para corredores donde los metros y distancias se encuentran señalizados, de este modo el control de la distancia es una tarea sencilla, si se tiene en cuenta que el lugar ya esta preparado para esta actividad deportiva. En estos casos el deportista solo debe realizar una cuidadosa observación del terreno antes de comenzar los entrenamientos de intensidad donde la concentración en el propio físico juega un papel muy importante.

Observar

Si bien existen numerosos parques en todas las grandes ciudades donde el deportista puede hacer uso de vías selectivas para correr; existen otros lugares donde las cosas son diferentes. Muchas ciudades al desarrollar su visión de espacios verdes no tienen en cuenta sectores específicos para corredores, sino que proponen extensiones de terreno irregular donde las distancias se encuentran planteadas en términos de terrenos blandos y arboledas. En los terrenos blandos el cuidado del deportista debe ser mayor y preciso. Las lesiones de corredores en entrenamientos urbanos ocurren con mucha frecuencia en este tipo de terrenos, y en la mayoría de los casos por pisar mal o encontrar irregularidades en la superficie. La medición de las distancias en estos casos es una cuestión de astucia. Comparar las distancias con calles paralelas es una buena alternativa para encontrar una visión aproximada de distancias y desarrollar la rutina deportiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *