Correr con buena técnica

La posición de las piernas es fundamental

La posición de las piernas es fundamental

Cuando el corredor desarrolla su rutina, puede tener numerosos objetivos. Correr con el fin de combatir el estrés, de adelgazar o de tener un buen rendimiento en alguna competición. En todos los casos es necesario tener una buena visión de la técnica con que se desarrolla la actividad deportiva. Desarrollar una buena técnica optimiza la posibilidad de tener un buen rendimiento y minimizar el riesgo de sufrir lesiones.

Técnicas

Siempre que se desarrolla una rutina de entrenamiento el corredor comienza a correr aplicando buenas partes de motivación. Al comenzar a correr todos los deportistas tienden a extender sus piernas de manera que las distancias son bien aprovechadas, sin embargo, con el paso de los minutos el cansancio ocasionas variaciones en la aplicación de la técnica.

Cuando el corredor siente el peso del cansancio, los pies se levantan menos del piso, el vuelo es mas corto y la caída en terrenos duros provoca un rebote normal que se siente con más fuerza. Lo importante también es recordar aun cuando se esta casado que las piernas deben conservar el ritmo de desplazamiento y correr despegando las piernas de manera armónica.

Entrar en calor

Después de realizar una breve entrada en calor, el deportista debe realizar una rutina de estiramiento muscular. El estiramiento es fundamental para evitar cualquier tipo de lesión que pueda producirse en el musculo si se corre en velocidad o buscando fondo. Además al estirar mejoramos la zancada en la carrera y evitamos calambres y tirones musculares.

Cuando el deportista no aplica una buena técnica, encontramos que el mismo terreno puede ser un obstáculo para el bienestar. El levantar menos los pies para correr, el corredor toma el riesgo de tropezar, clavar la punta del pie en el suelo y perder definitivamente el ritmo de carrera, incluso en vez de disfrutar, la actividad se convierte en un esfuerzo prolongado. Para manejar las técnicas y desplazar las extremidades con mejor longitud, el deportista debe administrar los ritmos según sus expectativas personales, y según sienta el cansancio en el desarrollo de la carrera teniendo en cuenta que el buen estado físico se logra paulatinamente y no realizando un sobreesfuerzo en una sola rutina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *