Por qué comprar una elíptica

Si estás pensando en comprar una elíptica, pero no entiendes ni de sus funciones ni de sus beneficios, en este post te lo contamos.

Una bicicleta elíptica es una máquina que podemos ver en muchos gimnasios y hogares. Se encarga de imitar el movimiento que realiza el ser humano al andar y correr, permitiendo así que la persona realice ejercicio sin moverse de su sitio.

Razones para comprar una elíptica

Existen varios motivos por los que comprar una bicicleta elíptica. El primero, como es obvio, es la quema de grasas. Se realiza de forma rápida y sencilla, ya que el movimiento se realiza con todas las extremidades del cuerpo.

Al contrario de lo ocurre cuando se realiza carrera continua o se monta en bicicleta. Es una buena forma de adelgazar, pero siempre y cuando se realice ejercicio de forma continuada.

Otra razón importante es la mejora considerable que se produce en nuestra capacidad pulmonar. Practicando deporte de forma diaria en la elíptica, lograremos aumentar la capacidad pulmonar, al igual que también mejoraremos el funcionamiento de nuestro sistema cardiovascular.

Por último, también ayuda a que los músculos, especialmente los del tren inferior, no se atrofien. Muchas personas con problemas de espalda, caderas o cuádriceps pueden utilizarla para evitar su deterioro.

No en vano, los músculos de nuestras piernas están pensados para realizar un movimiento elíptico y no circular, de forma que con esta máquina estaremos forzando menos que con la bicicleta.

Consejos para comprar una elíptica

Una vez que hemos decidido comprar una elíptica, debemos saber qué aspectos mirar o qué requisitos tiene que tener. En primer lugar, debemos observar el peso total de la máquina porque guarda estrecha relación con la rigidez de la misma. Lo más recomendado es que el peso ronde los 50 kilos.

El peso del volante de inercia también es un aspecto muy importante para evitar que el usuario se sienta incómodo al pedalear. A partir de siete kilos ya se puede conseguir una sensación adecuada, aunque si se busca un entrenamiento más intenso, el peso debe sobrepasar los catorce.

Otro detalle muy a tener en cuenta es la separación entre los pedales. En función de esta separación, se conseguirá una posición de la cadera más o menos adecuada.

Por último, hay que averiguar si la máquina se puede programar o es manual y si cuenta con algunos extras como el contador de calorías o del ritmo de pedaleo y el cronómetro, entre otros.

Como vemos, son varias las cosas que hay que tener en cuenta para comprar una elíptica, pero lo que sí queda claro es que es una buena inversión si queremos practicar deporte en casa osin salir a la calle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *