Pruebas de atletismo II

captura de beijing2008.cn

Las carreras con obstáculos son por lo general carreras en las que la velocidad cuenta con mucha importancia, casi la misma que en las carreras de velocidad como los 100 metros lisos. La diferencia radica en que en las pruebas con obstáculos, cada vez que superas uno debes arrancar de nuevo como si de la salida se tratase. Y es aquí donde se ven muchos adelantamientos en este tipo de carreras.

Hay que estar bien mentalizado para que las piernas no fallen en los momentos clave. Por eso es importante saber dosificar el esfuerzo y los atletas deben tener en cuenta que cada obstáculo superado cansa más al músculo, de manera que no se tiene porque poner todo el esfuerzo en los primeros metros. Llegar fresco al final, y en buena posición es clave para tener éxito en estas competiciones.

Carreras con vallas y obstáculos

Las pruebas de velocidad que destacan aquí son los 110 metros vallas para la categoría masculina y los 100 metros vallas para la femenina. Es muy común ver a atletas que compiten tanto en estas pruebas como en las que son únicamente de velocidad. El motivo es que la preparación para ambas es prácticamente la misma, solo hay que potenciar un poco más los músculos grandes para poder solventar bien las vallas y seguir adelante.

La prueba de 400 metros vallas es más dura que las anteriores, ya que se aumenta de modo considerable la distancia y el tiempo de la prueba. Esta pensada para aquellos atletas más acostumbrados a las carreras de fondo. Pero si hay una prueba dura esa es la de los 3000 metros obstáculos. Aquí los fondistas llegan al final de la prueba con los músculos machacados y es frecuente ver que los atletas tienen que apoyarse en alguno de los obstáculos para superarlos.

Relevos

Las carreras de relevos son algo muy clásico, una prueba imitada por los más pequeños en muchos juegos infantiles. Si nos centramos en el ámbito profesional, las carreras de relevos constan de 4 recorridos de 100 metros cada uno, y en cada uno participa un atleta distinto que toma el relevo de su compañero. Estas pruebas se pueden asemejar a los 100 metros lisos por su distancia y por la intensidad a la que compiten los participantes.

Aunque bien es cierto que en el último relevo suele haber equipos que ya sacan mucha distancia a sus competidores y por eso no les hace falta estar al máximo nivel para vencer en la prueba. Esta prueba tiene el 4×100 y e 4×400 metros tanto para hombres como para mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *