Alimentación para prevenir lesiones

Alimentación para prevenir lesiones

¿Buscas prevenir lesiones? ¿estás harto de lesionarte? ¿no entiendes por qué sigues recayendo en antiguas lesiones? Descubre lo que puede aportar una correcta alimentación para prevenir lesiones.

Los deportistas están más que acostumbrados a lesiones ocasionales o incluso a recaer en antiguas lesiones que traen verdaderos quebraderos de cabeza a más de uno.

Aunque se acuda a especialistas para tratar o prevenir lesiones, la recaída suele aparecer tarde o temprano, sobre todo cuando no se respetan los plazos de recuperación.

Una alimentación equilibrada acompañada de una correcta hidratación, no solo mejora el rendimiento y favorece a la recuperación, sino que además evita lesiones.

Alimentos para prevenir lesiones

¿Sabías que hay alimentos que ayudan a prevenir lesiones? Aquí te traemos algunos de ellos.

Presentes en toda dieta y en toda alimentación equilibrada, las verduras son una fuente de nutrientes, pero sobre todo la col, el brécol y los puerros son alimentos ricos en azufre lo que proporciona una fuente de glucosamina a las articulaciones.

Otro alimento que ayuda a la prevención de lesiones son las legumbres. Al ser fuentes esenciales de calcio y magnesio, ayudan a la relajación muscular y a evitar la aparición de posibles calambres.

El pescado, gran fuente de Omega 3, es uno de los alimentos que ayuda a la regeneración de ligamentos, una de las lesiones más comunes en corredores. El atún, el salmón o la cabaya son esos tipos de pescados que deben estar siempre presentes.

Todo alimento rico en proteínas es de lo más recomendado, pues ayuda a la regeneración de tejidos musculares dañados.

Mejillones, berberechos, carne de ternera o carne de conejo son esos alimentos con alto nivel proteico, que proporciona una construcción del músculo y de los tejidos blandos.

Existen frutas que tienen altos beneficios para inflamaciones, heridas o golpes.

Según los expertos la piña y la papaya ayudan a disminuir las inflamaciones porque estimulan la reparación de los tejidos inflamados de la piel.

El kiwi, la frambuesa y las fresas contienen altos niveles de vitamina C, que ayudan a la cicatrización de heridas abiertas en la piel.

Evita lesiones estando siempre bien hidratado

Es esencial que todo lo mencionado anteriormente vaya acompañado de agua. Un músculo mal hidratado es más propenso a lesionarse o a contracturarse.

Un buen nivel de hidratación es una de las claves para mantener al cuerpo en forma.

El agua hidrata todo los tejidos además de otorgar a los cartílagos de la fuerza necesaria para aguantar esfuerzos musculares o grandes cargas de peso.

“Somos lo que comemos”

Hay que ser conscientes que no siempre es posible mantener una alimentación tan estricta a diario, pero tenemos que tratar de medir los excesos o evitar ciertos alimentos dañinos.

Sustituir la sal a la hora de cocinar por especies como el jengibre o la pimienta ayudan a reducir las inflamaciones e incluso a aliviar el dolor, por el efecto analgésico que producen en las articulaciones.

Esperemos que estos consejos alimenticios os ayuden a la hora de prevenir las lesiones. No olvides compartir con nosotros algún alimento que os haya servido para vuestra recuperación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *