¿Sabes cuáles son los tipos de lesiones más frecuentes al entrenar?

¿Sabes cuáles son los tipos de lesiones más frecuentes al entrenar?

Todos sabemos los grandes beneficios que el deporte tiene en cuestiones de salud, y de hecho, los profesionales recomiendan hacer algo de deporte cada día. Aun así, es probable que, si nos excedemos a la hora de entrenar o no calentamos antes de empezar, aparezca un imprevisto. Aquí desarrollamos algunos tipos de lesiones que suelen aparecer comúnmente a la hora de hacer deporte:

 

Lesiones en la columna vertebral

Los tipos de lesiones en la columna vertebral son las más tediosas y las peores, ya que la columna vertebral es una de las partes del cuerpo más importantes en cuanto a la movilidad del mismo.

  • Hipercifosis. Es el aumento de la concavidad anterior de la columna. Puede corregirse cambiando los malos hábitos de postura.
  • Hiperlordosis. Es la excesiva curvatura en el arco lumbar. Suele asociarse también a lumbalgias o lumbagos, y además puede afectar a hernias. Se corrige con ejercicios de movilidad como estiramientos, flexibilización y movimientos.

 

Lesiones musculares

Como su nombre indica, son lesiones que afectan en los músculos normalmente por sobreesfuerzos, traumatismos directos o incluso malos movimientos.

  • Contractura. La causa principal es la mala postura continuada. Pueden tratarse con masajes y estiramientos.
  • Distensión. Es lo que llamamos tirón, y suele producirse por falta de flexibilidad y por no calentar antes del entrenamiento. Para corregirse la medida óptima es aplicar hielo y tratar de mantener el músculo afectado en reposo.
  • Calambre. Suelen darse transcurridas unas horas desde que se practicó la actividad física. Para contrarrestar el dolor lo ideal es estirar o dar un masaje suave sobre la zona afectada.
  • Contusión. Se conoce popularmente como moretón y se produce simplemente por golpear físicamente a otra persona u objeto. Para tratarla en caso grave, lo mejor será vendarla en inmovilizarla durante 3 días.
  • Desgarro muscular. Es una rotura de fibras, y se produce por sobreestirar nu músculo. La solución en casos corrientes es dejar reposar el músculo; y en casos graves, la operación.
  • Rotura muscular. Es lo mismo que el desgarro muscular pero de forma bastante más grave. Operar aquí es una muy buena idea.

 

Lesiones de tendones

Su causa no es concreta. Puede ir desde el uso de material inadecuado hasta las malas condiciones del terreno sobre el que se realiza la actividad deportiva.

  • Tendinitis. Sucede cuando un tendón se inflama. Se alivia con ayuda de un especialista y con la zona en reposo
  • Luxación. Es la separación de un hueso y otro al lado de la articulación. Suele provocar un shock al paciente y ha de ser tratada por un especialista.
  • Tendosinovitis. Es un masaje que se recibe para poder aliviar una lesión y corregirla.

 

Lesiones articulares

Suelen ser uno de los tipos de lesiones más dolorosas y aparecer acompañadas de otros problemas como derrames. En juegos de pelota son bastante frecuentes.

  • Artritis traumática. Inflamación de las articulaciones.  Lo normal es remediar estos tipos de lesiones con tratamientos comprados en farmacia.
  • Lesiones en el menisco de la rodilla. No llega a romperse el menisco normalmente, pero sufre una fuerte contusión. Las causas son muchas, y el tratamiento ha de ser tomado por profesionales ya que es una zona complicada.

Los tipos de lesiones citados son los más comunes sufridos por deportistas, suerte que pueden corregirse cuanto antes se empiecen a tratar. Ya  que sabemos más o menos de qué trata cada uno y por qué se causa, sólo queda tener cuidado para cuidar nuestro cuerpo tanto como se merece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *