Naranja y mandarina: ideales para después del entrenamiento

Lo primero que debemos saber es que los zumos de naranja y mandarina que van envasados o que llevan mucho tiempo preparados pierden casi por completo sus propiedades. Por lo tanto, de lo único que servirán será de método de hidratación.

Naranja y mandarina, ideales para recuperarte

Las naranjas y las mandarinas cuentan con un gran aporte de vitamina C, minerales y otras propiedades que consiguen que nos recuperemos a la perfección de los ejercicios que hacemos a diario. Si además dejamos de lado la fruta convencional y comenzamos a consumir sólo fruta ecológica los beneficios serán mucho mejores.

Disfrutar del sabor de una naranja o una mandarina 100% natural no es lo mismo que comer una fruta transgénica. Las empresas que se dedican a la agricultura ecológica cuidan con mimo desde que se siembra la planta que dará el fruto, la recogida, la conservación y el envío de las frutas a los clientes. Esto hace que se cuide el medio ambiente, ya que no se usan pesticidas ni sustancias tóxicas para su conservación.

Naranja y mandarina, ¿cuáles son su propiedades?

Algunas de las propiedades más conocidas y saludables de estas dos frutas son:

  • Grandes aliadas contra el estrés y la depresión gracias a su gran riqueza en vitaminas y oligoelementos.
  • No solo combaten muchos estados patológicos sino que ayudan a mantener una buena salud.
  • Gran analgésico en los dolores de estómago, estimulando los músculos estomacales, desinfecta y disuelve residuos, facilitando su secreción.
  • Sus propiedades diuréticas favorecen la eliminación de sustancias que se van depositando en el hígado, páncreas, vejiga y próstata. La naranja es usada también como terapia para los cálculos de riñón.

Toma frutas 100% naturales

La naranja cuenta con altas concentraciones de vitamina C y sustancias con actividad prebiótica. Potencian la inmunidad de nuestro organismo protegiéndonos de procesos víricos leves, como por ejemplo los catarros durante el invierno.

Tanto la mandarina como la naranja poseen efectos antioxidantes. Así, consiguen evitar los daños producidos por la oxidación, la cual acaba provocando enfermedades cardiovasculares. Las vitaminas C y E y los carotenoides son probablemente los encargados de fortalecer el sistema inmunológico, de ahí la explicación de que al terminar un entrenamiento, tengamos una necesidad importante de recuperarnos. Las mandarinas y las naranjas sean nuestros máximos aliados.

Además de estirar, darnos una ducha que nos relaje y conseguir evolucionar cada día más en nuestro desarrollo físico no podemos dejar de lado la importancia de alimentos como la fruta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *